Hay una razón de por qué Félix Hernández aceptó un contrato sin garantía con los Orioles. Existe un motivo por el que intentó el año volver a las Grandes Ligas con los Bravos y ahora hará lo propio con Baltimore. El venezolano desea engordar más sus números, porque el Salón de la Fama es una posibilidad y su motivación por seguir lanzando.

Porque no es el dinero. Con 34 años de edad y 15 años en las mayores, Hernández aseguró el futuro de su familia por varias generaciones. De hecho, superó los 217 millones de dólares de ganancia, por lo que ese no es una de sus prioridades.

El lado deportivo, sí tiene. Félix Hernández armó una carrera con los Seattle Marineros que le hicieron pensar seriamente sobre la posibilidad de tener una placa con su imagen en Cooperstown, pero tras unas últimas malas campañas, esa imagen mental se nubló. Por eso quiere despejarla y solo con buenas actuaciones sobre el montículo puede hacerlo.

“El Salón de la Fama”, respondió sin tapujo Hernández cuando le preguntaron por qué seguía intentando volver a las mayores. “Creo que tengo una oportunidad, aunque hay algunas estadísticas que debo mejorar. Si consigo esas metas, creo que tengo un buen chance de ir al Salón de la Fama”.

Esos guarismos que asomó Hernández, son dos. Sus victorias, que actualmente son 169, espera que superen los 200 cuando su carrera finalice. Mientras que sus ponches totales aspiran que sean más de 3.000, por lo que tendrá que retomar su mejor versión porque llegará a una hipotética zafra de 2021 con 2.524.

¿Tiene posibilidades Félix Hernández de ir al Salón de la Fama?

Muchos de los votantes al Salón de la Fama tienen un requisito básico para considerar a un pelotero como inmortal: 10 años con un nivel superlativo. De ser así, Félix Hernández tiene muchas posibilidades de recibir muchos votos.

Durante su pico de 10 años entre 2006-17, Hernández ocupó el segundo lugar entre los abridores de Grandes Ligas en ponches, tercero en aperturas y entradas, cuarto en efectividad y blanqueadas, y quinto en juegos completos.

Sin embargo, los últimos años fueron diametralmente opuestos. Además, su falta de experiencia en postemporada le jugarán en contra en caso de no cambiar hasta el final de su carrera. «Era un nivel diferente cuando estaba en el montículo», dijo el manager de los Orioles, Brandon Hyde. «Era tan dominante, y siempre fue un espectáculo».

De los otros 25 lanzadores con al menos el número de victorias, ponches y efectividad de carrera de Félix Hernández, 23 están en Cooperstown o van camino. Pero necesita borrar de la imagen de los periodistas su imagen reciente, cuando luchó contra las lesiones y tuvo marca de 15-27 con una efectividad de 5.42. Hernández compitió por un trabajo en la rotación de los Bravos la primavera pasada, pero finalmente optó por salir de la temporada 2020 debido a preocupaciones de COVID-19.

«Esos años en Seattle, no estaba sano, estaba pasando por muchas lesiones y no me estaba divirtiendo», dijo Hernández. «En este momento, me siento muy, muy bien. Estoy listo para empezar».

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera33

Foto: Baltimore Orioles

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *