El excandidato presidencial Henrique Capriles afirmó este lunes que la oposición debe reevaluar su estrategia y sentarse sobre una mesa para las negociaciones con el chavismo en el poder, para buscar una solución a la crisis política de Venezuela.

“El planeta libre (…) insta a una solución política negociada. Yo sí creo que hay que edificar ese proceso de negociación”, afirmó Capriles, quien encaró a Hugo Chávez en las elecciones de dos mil doce y un año después, tras la muerte del entonces presidente, a Nicolás Maduro.

“Del lado del chavismo sí hay gente que quisiese la negociación”, agregó en un encuentro con corresponsales extranjeros en Caracas. “El año pasado hubo un primer esmero, no llegó hasta el final”, agregó, en el marco de una charla con medios internacionales afiliados a la Asociación de Prensa Extranjera (APEX) en Venezuela.

En este sentido, el líder opositor exhortó a los otros actores de oposición a edificar, “pronto”, una estrategia “sobre la base de la realidad”. “Lo que precisamos es una dosis de realismo, menos que de idealismo. Y en esa dosis de realismo se hicieron todos y cada uno de los sacrificios, la estrategia debe mudar y la estrategia además de esto debe ir alineada con la comunidad internacional”, subrayó

Según reseñó el portal bogotano El Tiempo, Capriles afirmó que “sí es posible reunificar a la oposición”, mientras que advirtió que, de no conseguirlo, otra activa manada de la sociedad civil va a ser la que se impondrá. “El país no se marcha a parar”, añadió.

Capriles, quien ha sido claramente crítico a la estrategia del bando encabezado por el líder opositor Juan Guaidó –reconocido como presidente interino durante más de cincuenta países–, insistió en que la estrategia que ha manejado la oposición “se agotó”, que debe mudar, y advirtió que el “peor escenario” para ellos era sostener el “status quo”, puesto que podría acarrear a su “desaparición”.

“El inconveniente de la oposición no es una disputa de liderazgos (…) es un inconveniente de estrategia (…) La unidad, si no tiene estrategia, para los venezolanos no tiene utilidad”, afirmó, mientras que hizo un exhorto a los otros actores de oposición: “Seamos diferentes a lo que estamos luchando. Hay un régimen que estamos luchando, no vamos a combatir otro régimen también”.

En dos mil veinte, mientras que la oposición mayoritaria rechazaba participar en los cuestionados comicios legislativos del seis de diciembre, Capriles se abrió a asistir a las parlamentarias, si bien desistiese por carencia de condiciones.

“No conseguimos lograr unas condiciones mínimas para ir al proceso del seis de diciembre. El país perdió esa ocasión. Esa lección del seis de diciembre no le sirvió a Venezuela ni a los venezolanos. Le sirvió a Maduro, tiene su asamblea”, reconoció a los corresponsales este lunes, mientras que insistió en que eso no quería decir que había que sostener exactamente la misma situación ahora.

Maduro sostiene control territorial y también institucional, apoyado por las fuerzas armadas.

“La estrategia debe cambiar”, sentenció Capriles. ‘Si no tenemos una estrategia sobre la base de la realidad, nuestra estrategia jamás podrá avanzar’, prosiguió el líder, y añadió que es posible ‘reunificar la oposición’.

Capriles plantea una “negociación con 2 brazos”: el humanitario, enfocado en supervisar la pandemia de Covid-diecinueve, que conforme cuestionadas cifras oficiales ha dejado prácticamente mil doscientos fallecidos en el país caribeño; y el político, concentrado en nombrar una nueva autoridad electoral y establecer un cronograma que incluya comicios presidenciales.

Guaidó ha rechazado restituir negociaciones con Maduro y plantea sostener presión con sanciones internacionales como las fijadas por Estados Unidos contra Venezuela. Sin embargo, con una popularidad desgastada, el eco de sus convocatorias a quejas ha sido mínimo en los últimos meses.

Venezuela tiene este año elecciones de gobernadores y alcaldes, a las que Capriles solicita asistir si se acuerdan “condiciones mínimas” vía negociación.

El político solicita participación de la comunidad internacional, E.U. primordialmente.

Capriles fomentó, sin éxito, observación de la UE en las últimas elecciones parlamentarias, que acabaron con un sabotaje de los primordiales partidos opositores, una concluyente victoria chavista y ignotas por Washington y la Unión Europea.

No se trata de ir a cualquier proceso electoral con los ojos tapados, a ciegas”, insistió. ‘Se trata de pelear todos por condiciones mínimas… Ellos no son demócratas, hay que imponerles la democracia’.
Ya Maduro y sus contrincantes han emprendido erradas negociaciones entre acusaciones mutuas de incumplimiento de pactos.

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *