El presidente saliente de E.U., Donald Trump, suspendió este martes la deportación de inmigrantes irregulares venezolanos por un periodo de dieciocho meses y además de esto les concedió permisos temporales de trabajo.

Trump adoptó estas medidas en su último día en el poder, puesto que este miércoles aceptará la Presidencia el demócrata Joe Biden.

En un comunicado de la Casa Blanca, Trump afirmó que “la situación de deterioro en Venezuela justifica el aplazamiento de la expulsión de los ciudadanos venezolanos que se hallan presentes en los Estados Unidos”.

El aún líder estimó que su resolución, de la que se pueden favorecer los que continúen en el país a veinte de enero, responde al “interés de política exterior de Estados Unidos”.

La medida tiene ciertas salvedades y no va a aplicar a quienes hayan sido deportadas de antemano o bien que hayan sido condenadas de un crimen o bien 2 delitos menores.

Además de ordenar la suspensión de la deportación, Trump, aún presidente, aprobó “autorizaciones de empleo para extranjeros cuya expulsión haya sido aplazada (…) por la duración de tal aplazamiento”.

La resolución de Trump supone un guiño a la comunidad venezolana en E.U., en su mayor parte residente en Florida, que le ha apoyado a lo largo de estos 4 años por su beligerancia contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

De hecho, este martes Washington aprobó las enésimas sanciones económicas contra Caracas, esta vez para miembros de una supuesta red cuyo objetivo era comercializar crudo venezolano evadiendo las penalizaciones estadounidenses.

Desde su llegada a la Casa Blanca en dos mil diecisiete, el Gobierno de Trump ha impuesto numerosas rondas de sanciones económicas contra el Ejecutivo de Maduro, al que considera “ilegítimo”.

EE.UU. ha sido uno de los aliados más fieles del líder opositor venezolano Juan Guaidó, al que en dos mil diecinueve reconoció como presidente lícito de la nación caribeña.

El Gobierno de Venezuela espera que la nueva Administración del demócrata Joe Biden, quien aceptará la Presidencia de EE.UU. mañana, miércoles, tenga “atisbos de decencia”, cumpla con el derecho internacional y establezca “canales diplomáticos de diálogo respetuoso”.

Con información de EFE

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *