Quizás ya no sean parte del mismo equipo, pero la grandeza de Jesús Luzardo no pasará jamás desapercibida para el taponero Liam Hendriks, quien no tiene ni la menor duda de que el serpentinero criollo será nombrado como el mejor pitcher de la Liga Americana en varias oportunidades durante los próximos años.

“Hay múltiples (premios) Cy Young en el futuro de ese muchacho con el arsenal que tiene”, le comentó Hendriks recientemente a Rob Friedman, analista de ESPN y MLB, sobre Luzardo. “Solo necesita pulir algunos detalles y alcanzar ese punto en el que no importa lo que pase, va a salir y a dominar a cualquier equipo”.

Luzardo fue compañero de Hendriks en cada una de sus primeras dos experiencias en las mayores; sin embargo, las cosas cambiarán para 2021, pues mientras el venezolano tiene previsto volver a formar parte de la rotación de los Atléticos, el australiano llegó a un acuerdo multianual con los Medias Blancas esta semana, para servir de taponero en el sur de Chicago de ahora en adelante.

“No creo que haya conocido a un joven de 21 años tan maduro, con la habilidad que él tiene y las proyecciones que lo han acompañado en su paso por el sistema de ligas menores”, continuó el lanzallamas. “No permitió que nada de eso se le fuera a la cabeza. Es uno de esos casos en los que siempre está tratando de mejorar. Constantemente intenta descubrir el separador entre él y un prospecto élite promedio que está por subir”.

Un año con baches, pero también brillantez

Jesús Luzardo, quien hoy en día cuenta con 23 años de edad, llegó a la campaña pasada como el mejor prospecto dentro de la organización de Oakland. Luego de un estreno como relevista a finales de 2019, en el que lució con una efectividad de 1.50 en seis apariciones durante la ronda regular, el siniestro tomó su tan esperado lugar en la rotación abridora del club en 2020.

El nacido en Perú, pero de padres venezolanos, finalizó su primera zafra completa en la gran carpa con un porcentaje de carreras limpias permitidas de 4.12 en 12 presentaciones, nueve de ellas como iniciador. En ese lapso, ponchó a 59 contrarios en igual cantidad de episodios, pero también regaló 17 boletos y permitió hasta nueve cuadrangulares.

Si bien dichos números están lejos del pitcher estelar que se espera que sea Luzardo, la confianza mostrada por el criollo, a pesar de su corta edad, es digna de destacar para quienes han compartido clubhouse con él hasta ahora. Además, con una recta capaz de alcanzar las 96-97 millas por hora con frecuencia y más de un pitcheo quebrado de alto nivel en su repertorio, el panorama no podría ser más alentador para el lanzador.

“No quiere ser simplemente el tipo que está supuesto a convertirse en algo, sino que quiere ser el tipo que es ese algo”, concluyó Hendriks.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta / @AndresEspinoza

Foto: MLB

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *