No importa el personal con el que cuente ni tampoco el mánager que lo dirija. Caribes de Anzoátegui siempre halla la fórmula para clasificar a postemporada y en la cita 2020-2021 estará presente, una vez más, en la fiesta grande de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

La noche del miércoles, en el estadio José Pérez Colmenares de Maracay (Aragua), La Tribu Oriental mantuvo su romance con los playoffs, al sellar su pase a las semifinales de la justa a expensas de Leones del Caracas, al que dejó en el terreno 4-3 en un duelo emocionante.

La novena, manejada por Mike Álvarez, se impuso gracias a un elevado de sacrificio del campocorto César Valera en el noveno inning.

El torpedero pegó un fly sin outs y almohadillas congestionadas para que el jardinero derecho Herlis Rodríguez anotara la carrera del gane.

Rodríguez, adquirido en noviembre de 2020 en un cambio por el receptor José Godoy, rompió una paridad (3-3) al emprender una veloz galopada desde la antesala.

Caribes celebró con suspenso

El festejo de Caribes se retrasó dos veces.

Después de que Rodríguez marcó, Leones apeló la decisión y los árbitros afirmaron que el jugador llegó a salvo al plato, porque ejecutó un pisa y corre de manera legal. Arrancó al pentágono luego que el patrullero izquierdo melenudo Jesús Solórzano capturó el batazo de Valera.

En medio de la desesperación, Víctor Gárate se jugó una “última carta” para tratar de alargar el choque. Solicitó la repetición instantánea para demostrar que la decisión de los jueces era errada.

El umpire Juan Gómez se internó en los salones del recinto maracayero para ver la acción en varias oportunidades a través de la televisión. Al salir al diamante, ratificó el quieto de Rodríguez, quien abrió ese noveno acto con un doblete, para que los aborígenes celebraran un pase merecido.

El club aseguró su presencia en la próxima etapa seis días antes de la conclusión de la ronda eliminatoria, pautada para el 12 de enero. Lo hizo al registrar un récord de 21-14, el mejor de la División Central.

El lauro le garantizó a Anzoátegui terminar en la cúspide de la zona y retar al segundo de la zona Occidental en semis.

Seguidilla impresionante

La agrupación indígena selló su pasaporte a la segunda vuelta por undécima ocasión consecutiva. Eso representa la mejor racha para una tropa de la LVBP en este milenio.

No se ausenta de los playoffs desde la edición 2009-2010, cuando figuró última en una zafra en la que todos los combinados se aglutinaron en una llave. Dejó una marca de 22-41 en 63 encuentros.

A partir de la contienda 2010-2011 empezó su idilio con la postemporada y durante su seguidilla logró los tres títulos que colecciona en sus vitrinas. Se consagró en ese certamen y también lo hizo en los torneos 2014-2015 y 2017-2018.

La clasificación es la décima novena que consiguió el cuadro de Puerto La Cruz en sus 30 cursos de existencia, una muestra de que posee el “ADN ganador”.

Los destacados de La Tribu

Por Anzoátegui sobresalió el toletero designado Luis Sardiñas. Concluyó de 4-2 con una anotada y dos empujadas.

Sus dos conexiones fueron extrabases, pues sonó tanto su undécimo doble como su segundo cuadrangular del campeonato.

Sardiñas, dueño de un average de .354 en la competición, le pegó un bambinazo impulsor de dos rayitas al pítcher felino Miguel Socolovich en el sexto capítulo con un out. Su estacazo le dio una ventaja de 3-2 a Caribes.

Sus compañeros Willians Astudillo (guardabosque izquierdo) y Jesús Sucre (receptor) también destacaron. El primero terminó de 4-2 con un par de marcadas y el segundo de 3-1 con una fletada.

Valera finalizó de 2-0 con una remolcada.

El palazo del Caracas

Por Caracas, que colocó su foja en 15-20 y figura tercero en el centro de la LVBP, despuntó José Rondón (intermedista). Acabó de 4-1 con una producida y una pisada de goma.

Rondón empalmó un cañonazo solitario en la primera entrada ante David Martínez, abridor del elenco porteño, para inaugurar la pizarra (1-0). No había outs. Llegó a siete tablazos en la campaña.

La victoria se la apuntó Lester Oliveros (3-0) y el revés recayó en Jesús Zambrano (1-2).

Zambrano abandonó el montículo tras dejar las estaciones repletas en el noveno tramo. Fue reemplazado por José Torres, quien permitió el elevado de Valera que bajó el telón del partido y desató la celebración de Caribes.

Escrito por: Joseph Ñambre | Twitter: @JosephSports27

Foto: Prensa Caribes de Anzoátegui

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *