José Alberto «Cafecito» Martínez logró ingresar en el selecto grupo de llamados “grandeligas establecidos” durante sus primeros cuatro años en la máxima categoría del béisbol. Puede que el venezolano no fuera un titular indiscutible en todo momento con los Cardenales, pero su cupo en el roster parecía estar seguro campaña tras campaña.

Cuando los pájaros rojos decidieron enviarlo a los Rays en un canje previo a la temporada 2020, dicha posición como pelotero establecido en las mayores no parecía variar. En un conjunto joven y sin grandes figuras de renombre, “Cafecito” había demostrado tener lo necesario para seguir triunfando, ahora en la Liga Americana.

Pero tal como el golpe de la pandemia y sus consecuencias, la pasada campaña resultó en un choque inesperado que frenó el ascenso del patrullero.

Año atípico

“Fue, sin duda, una temporada distinta, pero no por eso me excuso», le comentó Martínez a Sports Venezuela el miércoles. “Lo tomo como experiencia y me sirve para trabajar más. Pienso que todo fue muy lento, pero a la vez rápido”.

El oriundo de La Guaira, de 32 años de edad, marcó una línea ofensiva de apenas .239/.329/.388 con dos cuadrangulares y 10 remolcadas en sus 24 encuentros disputados con Tampa Bay este año. En comparación, Martínez reflejó una línea de .298/.363/.458 con 41 bambinazos y 172 fletadas en sus 398 duelos con San Luis.

La filosofía de juego de los Rays y de su mánager Kevin Cash se ha caracterizado por ser muy apegada a las estadísticas avanzadas, entre otras cosas. Si bien todos los conjuntos de las mayores se apoyan en la sabermetría hoy en día, difícilmente alguno lo haga tanto como Tampa. Cambiar de aires después de cuatro años, rumbo a un conjunto de mercado pequeño, que construye su lineup diario de manera particular y que realiza movimientos no tan tradicionales, puede tener sus impactos negativos en un jugador, aunque “Cafecito” se niega a usarlo como excusa.

Lo intentó

“Debo decir que había muchas cosas en las que te daban demasiados porqués. Pero reitero que no me estoy excusando”, dijo Martínez. “Hice todo lo posible por adaptarme a su método, en especial en la parte mental. Pero al final el equipo ganaba de esa forma. Todo eso que hizo en los playoffs, él (Cash) lo hacía también en la ronda regular. Confiaban mucho en su plan de trabajo”, agregó.

La experiencia en Florida fue corta para Martínez, quien regresó a la Liga Nacional en un cambio el pasado 30 de agosto, aunque esta vez para vestir el uniforme de los Cachorros de Chicago. Tras su salida del club, los Rays mantuvieron su buen ritmo y alcanzaron la segunda aparición en Serie Mundial en la historia de la organización.

Imposible no lamentarlo

“¿Quién no se sorprendería? Y lo primero que piensas es en que pude haber estado allí”, admitió Martínez, quien de igual forma apoyó desde la distancia a unos Rays que terminaron cayendo ante los Dodgers. “Pero lo mejor es lo que pasa y los estuve apoyando. Hice una buena amistad con mucha gente allí, así que el cariño es el mismo».

Aunque terminó la campaña sin imparables en sus primeros 21 turnos con los oseznos, “Cafecito» aseguró estar muy contento de volver a la división central del viejo circuito.

“Me sentí bien, de verdad. Emocionado porque había vuelto a donde conocía”, explicó Martínez. “No sé si el regresar me ayudará, porque el detalle siempre estará en la adaptación. Personalmente, pienso que el béisbol ya no será el mismo; por el contrario, creo que seguirá cambiando cada año”.

Contento por Tiburones

Por su parte, Martínez no ocultó su alegría por la reciente decisión de los Tiburones de La Guaira de seleccionar al exreceptor Gustavo Molina como su nuevo mánager para la 2020-2021. El guardabosques aseguró que le envió un mensaje de felicitación a Molina por el nombramiento, y que los salados están en buenas manos con él y Russell Vásquez, su coach de banca.

“Son dos personas que saben de pelota y de la liga. La experiencia pesa mucho en Venezuela”, afirmó Martínez.

En cuanto a la posibilidad de verlo uniformarse en esta venidera zafra de la LVBP, “Coffee» no lo descarta; de hecho, lo considera hasta conveniente.

“Es posible. Lo necesitaría”, indicó el criollo al respecto, haciendo referencia a la limitada acción en la gran carpa este año cortesía del coronavirus. “Pero debo esperar todavía por algunas cosas que van ligadas al 2021”, cerró.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta / @AndresEspinoza

Foto: @TrackClubsNews

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *