Salvador Pérez tuvo un regreso triunfal a las Grandes Ligas, al participar el viernes en el éxito 4 a 3 de Reales de Kansas City sobre Piratas de Pittsburgh. El duelo se llevó a cabo en el Kauffman Stadium.

Pérez, carabobeño de 30 años, disputó su primer encuentro en la Major League Baseball (MLB) desde el 17 de agosto y no mostró secuelas de la lesión en el ojo izquierdo que le impedía trabajar con normalidad, porque le causaba visión borrosa.

El 11 de septiembre de 2020 lució en plenitud de forma. Duplicó en cuatro turnos y anotó una carrera para la causa de unos monarcas que salieron airosos por cuarto tope seguido. Una de sus conexiones fue un doblete, el séptimo de un curso en el que mantiene un average de .315.

Después del partido, Pérez aseveró estar sano y que tratará de trabajar hasta el final del torneo, pautado para el 27 de septiembre.

“Estoy muy contento de regresar. Me siento mucho mejor. Lo que sea que haya ocurrido, quedó en el pasado y está superado”, señaló Pérez en una conversación con MLB.com, tras un choque en el que colocó su porcentaje de embasado (OBP) en .333.

Salvador Pérez registra buenos números en 2020

Pérez, un receptor que se perdió toda la campaña 2019 por una lesión en el codo derecho –que requirió la cirugía de Tommy John-, registra buenos números en 2020. Aparte de su alto average (.315), totaliza cuatro jonrones, 12 empujadas y 11 anotadas.

En 23 compromisos, el cabrialense exhibió un OPS (suma de medias de OBP y slugging) de .855 y un OPS+ (Ajustado) de 128.

Piensa que la clave de su buen desempeño es no presionarse ante las adversidades, algo que lo distingue como atleta pues casi siempre trata de disfrutar el hecho de trabajar en la MLB.

“Ahora tengo que concentrarme en el futuro y ser positivo. Divertirme otra vez”, agregó un Pérez que en 2020 también superó una batalla contra el COVID-19, un virus que causa problemas respiratorios.

Un receptor con múltiples reconocimientos

Pérez es un careta con múltiples reconocimientos en la Meca de la Pelota. En nueve citas fue reconocido como el mejor careta de la Liga Americana en cinco ocasiones, al recibir el premio Guante de Oro.

También conquistó dos Bates de Plata, intervino en seis ediciones del Duelo de Estrellas, ganó una Serie Mundial (2015) y fue electo Jugador Más Valioso de ese Clásico de Otoño, en el que Kansas City batió 4-1 a Mets de Nueva York.

Ahora, como miembro de un equipo realista que figura último en la División Central de la Liga Americana con una foja de 18-28, quiere enfocarse en cerrar de buena manera la cita, siempre y cuando los problemas oculares no lo afecten. Aseguró que todavía siente molestias.

“Siento que puedo jugar. Todavía no se ha ido del todo (el problema de visión), pero ocurrirá. Y cuando se vaya, espero que no regrese”.

Esta semana, Pérez acudió a un médico oftalmólogo y éste descubrió que la partícula líquida que se le acumulaba en la retina del ojo izquierdo desapareció en 70%. Esa es una buena noticia para un deportista que quiere demostrar que forma parte de la élite entre los receptores de la MLB.

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Reales de Kansas City | @Royals

By admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *